domingo, 8 de mayo de 2011

Scones básicos


Por fin me quité la espinita clavada durante mucho tiempo. Siempre he querido hacer estos "bollitos" ingleses pero nunca me decidí pensando que la masa no me iba a salir. Y tengo que decir que el primer intento no salió, y el segundo, éste, casi casi, por lo menos se pueden comer. Están buenos, pero un verdadero Scon ha de ser crujiente y ligero, y ha de subir mucho más de lo que lo hicieron los míos. Pero como ya ha desaparecido el temor... a la tercera va la vencida. Estos míos son los esenciales, sin azúcar, para tomar con dulce o salado. Espero que os gusten.


Ingredientes:

- 300 g. harina de fuerza
- 2 cucharaditas de levadura
- una pizca de sal
- 50 g. mantequilla en trozos pequeños
- 100 ml. leche
- 50 ml. agua

Precalentar el horno a 220ºC. Tamizar el harina y la sal en un cuenco, añadir la mantequilla y frotarla ligeramente con los dedos. El resultado es como harina migosa. Mezclar la leche y el agua y verter en medio de la harina. Trabajar la masa con una lengua de gato muy deprisa, sin mezclar mucho, a penas unos golpes para unirla.
 
Pasar la masa a una superficie enharinada, hacer una bola con las manos, sin amasar y extender un círculo de 2cm de espesor.
 
Recortar la masa con un cortador redondo. Colocar los scones sobre una placa de horno engrasada y pintarlos con leche. Hornear entre 10-12 minutos, han de sonar huecos. Servir calientes.

6 comentarios:

Mayte✿ dijo...

Los scones me fascinan, en todas sus variedades sobre todo los salados!!!

Estos básicos te han quedado deliciosos :D

Buena semana.

*Eva* dijo...

unos scones estupendos!

Mónica dijo...

no los he probado nunca, ala ya sabes me los metes en un tupper jjjjjj

Manderley dijo...

Sabes? También son mi espinita, he hecho un par de intentos y no me han salido, así que un día de estos los hago.

Besos

María José dijo...

El mío con nata montada muy densa y un poco de mermelada.¡ Qué ricos son !
Un abrazo,
María José.

Isabel dijo...

Yo también tengo muchas ganas de hacerlos, qué apetecibles te han quedado...